A Qué Edad Empezamos a Aprender

diciembre 13, 2016

Una de las preguntas que más frecuentemente se plantean cuando se toma un primer contacto con la neuroeducación es a qué edad debemos comenzar a aplicar estos postulados a los niños y si es adecuado empezar en los primeros meses de vida del bebé. También nos encontramos la otra cara de la moneda, aquellos que señalan que es en los tres primeros años de vida cuando más debemos estimular a los niños, debido a la gran neuroplasticidad que presentan durante este periodo. ¿Es la primera infancia la única etapa en la que debemos estimular sus conexiones neuronales? ¿Debemos comenzar en un momento concreto?

 

La adaptación y el aprendizaje

Como ha demostrado la neurociencia desde nuestro nacimiento empezamos a aprender de forma natural a través de nuestros sentidos. Es un mecanismo de supervivencia atávico, intrínsecamente necesario para la supervivencia del individuo, impreso en nuestro ADN como especie. Esta peculiaridad ha permitido nuestra supervivencia, nuestra adaptación y nuestra evolución. Este “aprendizaje natural”ha sido respaldado y reconocido por la neurociencia: los avances en investigación han permitido contrastar empíricamente estos postulados. Como afirma Francisco Mora en el blog Cisolog “Al nacer, el de aprendizaje es el primer mecanismo cerebral que se activa. Es el mecanismo responsable de la adaptación al medio ambiente y la supervivencia”.

Además, durante el periodo comprendido entre los 0 y los 3 años de vida, es la etapa en la que el ser humano tiene una mayor neuroplasticidad, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es “la capacidad de las células que conforman el sistema nervioso para reconstituirse de forma anatómica y funcional, después de determinadas enfermedades, patologías o traumatismos”. Pero también debemos entender por plasticidad sináptica la capacidad que tiene nuestro cerebro de automodificarse para dar respuesta a los estímulos del entorno que rodea al individuo.  En nivel de sinapsis (conexiones neuronales) en este momento de la vida (0-3 años) es realmente abrumador y por ello, debemos prestar especial atención a esta fase, sin forzar ni adelantar aprendizajes que no se corresponden con el desarrollo cerebral de los niños.

 

Aprendizaje natural: estimulación y emoción

¿Es correcto, entonces, que los niños de corta edad aprendan en las aulas? Rotundamente no. En esta fase de la vida, lo que tienen que primar los progenitores es el estímulo de los sentidos de sus hijos, de manera que se favorezca el aprendizaje natural del que hemos hablado con anterioridad. Para ello debemos tratar de estimularlos a diferentes niveles, desde los beneficios que aporta la lactancia materna como indica Jesús Guillen en Escuela con Cerebro, al contacto físico, la estimulación sensorial, la afectividad, relaciones sociales etc.; y todo ello haciendo que la amígdala se estimule, se  “emocione”, porque tan sólo lo que aprendemos desde la emoción, no se nos olvida y queda grabado de manera indeleble en nuestra memoria. La curiosidad y la emoción serán los mejore aliados a la hora del aprendizaje natural recomendado para esta etapa de la vida y las repercusiones que ello tiene en el sistema límbico.

Favorecer un ambiente alejado de la negatividad y el estrés que pueden generar determinadas situaciones, es sin duda otra de las claves a la hora de lograr un desarrollo óptimo y sano de un cerebro. Situaciones traumáticas que pueden afectar de manera irreversible la actividad cerebral, sobre todo si se se prolongan en el tiempo. Así como tratar de huir de todo aquello que trate de forzar un aprendizaje temprano de actividades para las  que ni el cerebro ni el cuerpo de los niños están preparados, debemos de ir ajustando el aprendizaje de habilidades a la edad a la que se desarrollan de manera natural, la precocidad forzada de dichas habilidades puede ser perjudicial y obtener resultados opuestos a los deseados, que el niño arrastre a lo largo de su vida.

 

 

Photo credit: Philippe Put via Visual Hunt / CC BY

También te puede gustar…

¿Qué estructura hay detrás de NeuroK?

¿Qué estructura hay detrás de NeuroK?

NeuroK es la solución perfecta para la formación interna de las organizaciones, ya que permite escalar los procesos de formación en las compañías.

NeuroK avatar

C/ Sextante, 9
28023 Madrid,
España

Descarga la App en tu móvil

NeuroK Google Play
NeuroK Google Play

Hablemos.

Si quieres pedir una demo de la plataforma, o si tienes cualquier otra pregunta, déjanos tus datos y te responderemos lo antes posible. ¡Gracias! 

Prometemos no enviar spam

A %d blogueros les gusta esto: