Aprendizaje social

junio 7, 2017

TAS

Es el aprendizaje que se produce en la vida real, por observación e imitación. Aunque hubo precursores como Lev Vygotsky, el padre del aprendizaje social es sin duda el psicólogo canadiense Albert Bandura (Mundara, Canadá, 1925) cuando en 1977 lanzó la Social Learning Theory o Teoría del Aprendizaje Social. En oposición a las premisas aceptadas por los psicólogos conductivos —que infravaloran la dimensión social del aprendizaje (TAS), limitándola a un contacto de persona a persona—, Bandura va más allá y apunta al entorno social, en su conjunto, en interacción con el individuo, como clave para el proceso de aprendizaje. No es un modelo educativo nuevo, es casi tan antiguo como la humanidad, incluso en la Edad Media estuvo reglado por medio de gremios. En ellos, un maestro tomaba a su cargo a uno o varios aprendices que se instruían desde abajo el oficio. Una vez concluida la formación y dado el visto bueno por parte de la organización gremial, el nuevo profesional podía establecerse por su cuenta, independizándose de su maestro.

Pero para que exista una sociedad como tal, con unas características específicas, tenemos que tener en cuenta el medio, el entorno en que se desarrollará un grupo de individuos como sociedad. El espacio condicionará en gran medida el desarrollo del grupo. Una persona que quiera aprender a cocinar está marcado por la cocina y los ingredientes que tenga a su disposición, pero también condicionará su aprendizaje elementos como la manera en que cocinan sus compañeros, las instrucciones del chef o la reacción de los comensales al probar el plato.

El factor cognitivo es el otro componente que interviene en la experiencia de aprendizaje. El receptor del conocimiento es un sujeto activo con motivaciones y objetivos. La observación y la repetición son la clave de la instrucción, pero también hay que tener en cuenta la capacidad del individuo de introducir innovaciones en dichos procesos. Como decía Leonardo Da Vinci, “desdichado del alumno que no supera a su maestro”, y efectivamente, esta capacidad de implementar novedades es, en definitiva, la que permite los avances en todos los ámbitos: científicos, culturales, artísticos, etc.

Las experiencias de los individuos que rodean al aprendiz son también parte fundamental de la TAS. Si una acción reporta beneficios o perjuicios a las personas que rodean al individuo que está aprendiendo, la observación de este proceso le permitirá sacar conclusiones y aplicarlas a su experiencia de aprendizaje. La propuesta del psicólogo canadiense es que no toda la asimilación de conocimientos en nuestra vida debe probarse en primera persona, la experiencia colectiva también nos forma y los resultados que observamos en los demás nos permite aprender y progresar.

El aprendizaje vicario y el aprendizaje activo

Son dos de las piedras angulares de la teoría de Bandura. El aprendizaje vicario consiste en un aprendizaje de las conductas del grupo por parte del individuo por medio de la imitación. Se aprende, a través de acciones cotidianas de los individuos que rodean al “alumno” y a lo largo de toda su vida; comenzando en la infancia, en la que el bebé reproduce las conductas de los padres y está presente a lo largo de toda la existencia de la persona, en una formación continuada. Nunca dejamos de observar y de imitar. Por otro lado, los partidarios de la TAS, señalan el aprendizaje activo como el otro pilar en el que se asienta la experiencia del aprendizaje en los seres humanos. Este segundo tipo podríamos definirlo como ‘aprender haciendo o learning by doing en el que la experiencia propia es la que va conformando nuestro bagaje.

En conclusión, según el psicólogo canadiense y sus seguidores, el ser humano está en constante formación, en una experiencia educacional continuada en la que intervienen insdistinta y complementariamente tanto el aprendizaje vicario y como el activo.

Fases del Aprendizaje Social

El aprendizaje social o social learning constaría, según la propuesta de Bandura y sus seguidores, de cuatro pasos, que se reproducen en todo proceso de transmisión de conocimientos:

  • Atención: Es el primer paso para una experiencia de aprendizaje: para que observemos algo, primero tiene que ocasionarse una acción que llame nuestra atención. Debe producirse algo concreto que nos ponga en alerta y nos fijemos en ello. Algo que se separe del entorno y no pase desapercibido, como tantas otras miles de acciones que nos rodean cada día y en las que no reparamos.
  • Retención: es el momento en que nuestra memoria almacena la información obtenida del modelo: Es un paso imprescindible, pues si no guardamos esta acción no podemos aprenderla y, por lo tanto, reproducirla más adelante. Para Bandura hay dos tipos de retención, el primero, las Imágenes, que son esbozos abstractos del acontecimiento en sí y el segundo, las representaciones verbales, que supondría la traslación a palabras, la verbalización del hecho, y que serían mucho mas efectivas que las imágenes.
  • Reproducción motora: es el acto de reproducir la acción que queremos imitar. Convertimos en una acción propia el hecho que hemos retenido mentalmente. En esta fase entran en juego las capacidades, las aptitudes y actitudes del individuo, que influirán decisivamente en el desarrollo de la conducta que deseamos imitar.
  • Motivación: Es fundamental también en el proceso. En este paso interviene tanto la voluntad como la recompensa que obtendremos, ya sea positiva o negativa. Estos incentivos pueden ser intrínsecos —si se trata de un autorrrefuerzo— o bien extrínseca —si el es reforzamiento externo—.

Aprendizaje social en el nuevo paradigma de educación y el e-learning

El aprendizaje social es una de las herramientas más efectivas y que más están utilizando los profesores que luchan por un cambio de modelo educativo. Las transformaciones que se han producido con la irrupción de Internet ha transmutado el entorno social al que estábamos acostumbrados. Ahora no sólo se aprende del entorno social inmediato y real, y que podríamos calificar de local. En estos momentos existe una nueva realidad virtual compuesta por redes sociales, blogs, aplicaciones para diversos ámbitos o plataformas de e-learning como NeuroK, que se han convertido en nuevo ecosistema en el que observar y aprender, con una escala global.

Este nuevo entorno está lleno de oportunidades casi infinitas para el “alumno”, además de permitir un acceso total e inmediato desde prácticamente cualquier lugar y en cualquier momento. Con este escenario, podría parecer que la figura del profesor quedará relegada  a un segundo plano, pero nada más lejos de la realidad. En este momento de cambio y de cierta incertidumbre, en el que los alumnos son los protagonistas de su formación, el docente es imprescindible, pero se verá forzado a dejar de ser un mero transmisor de contenidos para convertirse en un guía, alguien que muestre el camino y los objetivos, a la vez que enseña a sus educandos a discriminar el contenido útil y beneficioso del que no lo es, en un mundo con exceso de información.

Photo credit: ViaggioRoutard via Visualhunt.com / CC BY

También te puede gustar…

NeuronForest apuesta por el aprendizaje colaborativo

NeuronForest apuesta por el aprendizaje colaborativo

NeuronForest ha decidido tener a NeuroK como plataforma colaborativa.   La iniciativa que quieren poner en marcha el equipo de NeuronForest, es una comunidad sobre Agile. Lo que ofrecen es crear un espacio donde especialistas, emprendedores, novatos y expertos...

NeuroK avatar

C/ Sextante, 9
28023 Madrid
España

Descarga la App en tu móvil

NeuroK Google Play
NeuroK Google Play

Hablemos.

Si quieres pedir una demo de la plataforma, o si tienes cualquier otra pregunta, déjanos tus datos y te responderemos lo antes posible. ¡Gracias! 

Prometemos no enviar spam

A %d blogueros les gusta esto: