Autonomía y responsabilidad de los alumnos: solucionar problemas

De dónde partimos

Entre los asistentes a la Sala Azul del Open Space de Educación se observó que en la mayoría de los casos, a los alumnos les cuesta tomar responsabilidades y dudan ante cualquier situación que requiera de su autonomía.

Se hace patente el miedo a equivocarse y la búsqueda de aceptación de sus acciones por parte de la figura del profesor. Figura que es percibida como autoritaria.

Lo cierto es que vivimos aún anclados en una cultura de la intolerancia al error, con estructuras mecánicas donde se manifiestan roles muy fuertes (de profesores, alumnos y padres) y jerarquías muy rígidas.

Replantear roles. Queremos replantear dichos roles, romperlos y cambiarlos.

  1. El profesor no debe ser la fuente única de sabiduría y actuar como un oráculo, sino que debe ser un guía. Alguien que canalice las capacidades de los alumnos, que facilite herramientas y que acompañe a los alumnos en el proceso del desenvolvimiento pleno de sus capacidades humanas, pues esto es en última instancia la finalidad de la educación y el aprendizaje.

  2. El alumno debe aprender a solucionar problemas por su cuenta, a ser independiente, a ser responsable. En definitiva, el alumno debe ser el protagonista.

  3. La finalidad de profesores y padres pasa a ser la de facilitar su verdadero empoderamiento. La actividad de padres y profesores no debe en ningún caso adentrarse en el campo de la responsabilidad del alumno.

Creemos que sería adecuado perfilar las misiones y responsabilidades concretas de los tres roles: alumnos, profesores y padres. De este modo se evitaría “pasarse la bola” en lo que a responsabilidades concierne.

Propuestas

  1. Creemos que esto se consigue a través de proponer proyectos y retos a los alumnos que les sirvan de motivación y que les hagan protagonistas y responsables de su aprendizaje.

  2. Dichos retos deben tener sentido para el alumno. Para ello es necesario que el porqué y el para qué estén claros, así como que las normas que puedan existir sean consensuadas y compartidas por todos – que faciliten el proceso de creación y no lo limiten.

  3. Empleo de las agendas como vehículo de dicho proceso.

  4. Crear nuevos vehículos, espacios y/o herramientas para reflexionar y perfilar dichas responsabilidades sin asperezas ni tensiones. Un plan estratégico y de acción.

Conclusión y propuestas

Todo lo que aportemos y hagamos en clase, se debe hacer teniendo siempre en mente que el alumno es el protagonista. 

Que el sobrecontrol y la sobreprotección a los que en ocasiones se somete al alumno, por parte de padres y profesores (en la mayoría de lo casos desde la mejor de las intenciones) machaca, asusta y entorpece el empoderamiento y el florecimiento de la verdadera responsabilidad en los alumnos.

Son alumnos, serán pequeños, serán niños, pero hay que escucharlos. Preguntarles en el proceso. Apoyarles y hacerles partícipes del aprendizaje. Y que tomen sus propias decisiones.

Conclusiones Open Space Educación: #hackeatucole

En diciembre de 2015 se celebró el Segundo Open Space de Educación. Más de 150 profesionales de la educación e interesados en el cambio en las aulas, participando en diferentes debates. Vamos a ir publicando algunos de los tracks propuestos, con un resumen de lo hablado, conclusiones y propuestas de los asistentes.

Todo este debate no se puede quedar aqui, asi que vamos a proponer un espacio de participación usando NeuroK, vuestra plataforma de aprendizaje colaborativo. Para entrar en la plataforma envíanos un email a info@neurok.es

Tanto si asististe al Open Space de Educación, como si estás interesado en las nuevas propuestas, el cambio, eres un padre o madre motivado o trabajas en formación a cualquier nivel, seguro que te interesa participar en estos debates.