Cambiar la educación para cambiar el mundo

marzo 8, 2017

El pasado mes de enero se celebró en Chile el Congreso del Futuro 2017, encuentro que se viene realizando desde hace seis años y que reúne a los principales líderes globales de pensamiento, un think tank que pretende unir a científicos y humanistas para que reflexionen sobre los desafíos a los que nos enfrentaremos en un futuro próximo. Entre los 60 ponentes que han participado  este año —tres de ellos premios Nobel— se encontraba el chileno Claudio Naranjo Cohen (Valparaiso, 1932), una de las máximas autoridades en Psiquiatría y muy comprometido con el cambio de paradigma educativo; quien hizo algunas propuestas muy interesantes y, como siempre, agitó las conciencias de los asistentes con sus exhortaciones. Naranjo es Doctor en Medicina por la Universidad de Chile con la especialidad en Psiquiatría. Continuó su formación universidades de prestigio internacional como Harvard (Reino Unido) o Berkeley (EE.UU.), donde posteriormente le sería concedida una beca Guggenheim de investigación. Instituciones en las que también ha sido y es colaborador activo.

“La educación es una estafa, una cárcel. Le roba la vida a los jóvenes”, afirmó nada más arrancar su ponencia en el congreso el psiquiatra. Afirmación que luego desarrolló, explicando que en la actualidad el sistema educativo tan sólo se limita a introducir datos en las cabezas de los jóvenes, a transmitirles conocimientos sin llevar a cabo la labor fundamental de la docencia: enseñarles a aprender. Este modelo obsoleto que “secuestra el intelecto”, según Naranjo, no se centra en lo trascendente ni piensa en los educandos, pues “la educación tradicional ha sido destructiva, al querer educar a la juventud para que sean un reflejo de lo que nosotros somos”. Perpetuando un sistema con sus aciertos, pero también con sus errores y sin preocuparse por los desafíos, oportunidades y retos que el presente/futuro nos plantea. Parafraseando al doctor, hay que “educar a las personas para ellas mismas y para un futuro que no conocemos”.

El modelo hacia el que debería tender la sociedad es uno diametralmente opuesto. El sistema educativo en contenidos en la época de google -donde tenemos toda la información a golpe de clic- debería replantearse su razón de ser: “El desarrollo humano es mucho más que información y, sobre todo, mucho más que el tipo de información que ahora ocupa a los educadores, que no es ni siquiera para la vida; sino, como decía, para obtener un papel que indique que uno tiene derecho de entrada al próximo curso”, remarcaba el psiquiatra en una de sus intervenciones más recientes. Y es que para Naranjo, “la educación necesita volver a ocuparse de la dimensión profunda del ser humano”, pues si queremos evolucionar hacia una sociedad mejor tenemos que “cambiar la educación para transformar el mundo. Hemos creado una educación que da prioridad a la producción más que a las personas”. 

Naranjo apuesta por una re-educación emocional que sane la civilización, abandonando esta educación deshumanizada en la que estamos inmersos. Volviendo a la idea de cambiar el mundo, en la conferencia que impartió en Barcelona, ante un auditorio de mil quinientas personas, el autor mostró su confianza en que la educación tiene que ser ese motor de cambio: “Estoy convencido de que la educación será nuestra mejor esperanza, pero de ninguna manera la educación que tenemos actualmente”, afirmaba ante los asistentes. 

Otra de las funciones de la docencia del futuro que se señaló en su disertación fue que la educación debe tener también un alto componente curativo y sanador, casi terapéutico. “Desarrollarse como persona no se puede separar del crecimiento emocional. Los jóvenes están muy dañados afectiva y emocionalmente por el hecho de que el mercado laboral se traga a los padres y ya no tienen disponibilidad para los hijos. Hay mucha carencia amorosa y muchos desequilibrios en los niños. No puede aprender intelectualmente una persona que está dañada emocionalmente”, aseveró el colaborador del Standford Research Institute.

¿Pero qué debemos entender por educación terapéutica? “Tiene mucho que ver con devolverle a la persona la libertad, la espontaneidad y la capacidad de conocer sus propios deseos. El mundo civilizado es un mundo domesticado, y la enseñanza y la crianza son instrumentos de esa domesticación. Tenemos una civilización enferma, los artistas se dieron cuenta hace mucho tiempo y ahora cada vez más los pensadores”, dijo afirmó Naranjo en el congreso chileno.

La confianza del autor en el poder transformados de la educación no es del todo esperanzadora, es también crítica con profesores, instituciones y legisladores. Su experiencia en el mundo de la docencia nació allá por los años 60, por lo que tiene una visión histórica y global de la situación, como demostró en otra de sus alocuciónes: “la comprensión del potencial de la educación para la evolución social sería una cosa muy fácil de trasmitir a personas receptivas en el sistema educativo, que a su vez podrían hacer lo necesario para que la educación se tornara más relevante al cambio. Pero ya llevo unos quince años dándome cuenta de que sucede algo muy extraño en la educación: se trata de una institución muy bien intencionada, un gremio en el que en cada país se habla continuamente de reformas posibles y particularmente de currículos complementarios o alternativos, se celebran conferencias, se invierte mucho dinero, y no cambia nada fundamental, pues domina una gran inercia institucional”.

Interesantes propuestas de una de las mentes más privilegiadas y formadas del S. XX y comienzos del XXI, que al menos deben ser escuchadas, aunque sus críticas a la comunidad educativa sean poco agradables y ponga en tela de juicio a los profesores motivados, alertándoles sobre la posibilidad de que este cambio de paradigma quede sólo en una moda pasajera.

 

 

Photo via Visual Hunt

También te puede gustar…

¿Qué estructura hay detrás de NeuroK?

¿Qué estructura hay detrás de NeuroK?

NeuroK es la solución perfecta para la formación interna de las organizaciones, ya que permite escalar los procesos de formación en las compañías.

NeuroK avatar

C/ Sextante, 9
28023 Madrid,
España

Descarga la App en tu móvil

NeuroK Google Play
NeuroK Google Play

Hablemos.

Si quieres pedir una demo de la plataforma, o si tienes cualquier otra pregunta, déjanos tus datos y te responderemos lo antes posible. ¡Gracias! 

Prometemos no enviar spam

A %d blogueros les gusta esto: