Clases Invertidas (Flipped Class Room)

marzo 29, 2017

En la mayor parte de las aulas, desde la educación infantil a la universidad y posgrados, se ha venido repitiendo una misma escena y un mismo escenario. Desde que el hombre se propuso reglar la educación, con apenas la excepción de los peripatéticos de Aristóteles, el desarrollo de las clases a penas ha variado en los últimos siglos. Una imagen inmutable: por un lado un estrado en el que se sitúa el profesor, delante de una pizarra en la que ir escribiendo datos y, enfrentados a él, los alumnos atendiendo y tomando apuntes. Es la denominada clase magistral.

¿En qué consiste una clase invertida?  El principal objetivo de esta metodología es dedicar el mayor tiempo posible de la clase a atender las necesidades de los alumnos. Como lo define la Flipped Learning Network (FLN), es «el enfoque pedagógico en el que la instrucción directa se traslada del espacio de aprendizaje colectivo al espacio de aprendizaje individual y el espacio resultante se transforma en un ambiente de aprendizaje dinámico e interactivo en el que el educador guía a los estudiantes a medida que se aplican los conceptos y puede participar creativamente en la materia”. Para ello, los educandos tienen que tener una primera aproximación los contenidos de la materia fuera del aula y del horario escolar —generalmente por videos que el maestro ha facilitado a través de alguna plataforma— y una vez en clase, trabajar dichos contenidos con el profesor y el resto de los alumnos. Una vez que el material ha sido visionado, el educador debe comprobar que se ha comprendido su contenido a través de algún tipo de cuestionario. Al día siguiente, en el aula, es el momento de aclarar las dudas, responder a las pregunta o añadir nuevos datos por parte del profesor.

Una clase invertida se asienta en cuatro pilares fundamentales, entorno, campos de aprendizaje, contenidos y objetivos directos y el profesor como guía. Cada una de estas cuatro piedras angulares es fundamental para el buen desarrollo de este modelo, que se puede aplicar solo o combinado con otros metodologías. El equipo del proyecto The Flipped Classroom, coordinado por Raúl Santiago y Alicia Díeznos señalan y explican en qué consiste cada uno de estos parámetros:

—  Entorno flexible: Se incluyen conceptos tales como “espacios”, “marcos”, “seguimiento individualizado” o “diversidad de medios”. Todo ello con la finalidad de que los estudiantes accedan al modelo de clase invertida lo más claro y natural posible.

—  Campos del aprendizaje: En este segundo campo, se le debe ofrecer a los alumnos oportunidades para que valoren los contenidos aportados y, lo que es más importante, hacerles protagonistas en su proceso de aprendizaje sin que el profesor sea el “epicentro de contenidos”. Se menciona algo también muy importante y que respalda a la normativa en cuestión de alumnos con necesidades educativas especiales: el modelo “flipped” debe ser gradualmente escalonado en niveles para que todos puedan sentir que aprenden, a la vez que refuerzan el valor del reto y el de la superación personal, por ende, académica.

—   Contenidos objetivos y directos: Los contenidos más importantes son los que se incluirán en el vídeo editado por el profesor, asegurándose que los alumnos pueden acceder a él. Del mismo modo, se puede priorizar qué contenidos serán visualizados atendiendo a la diversidad de nuestro alumnado.

—   El profesor como guía: Una vez los alumnos han visualizado los contenidos es momento de reforzarlos en clase. El profesor les guía en el aula actuando como un “content coordinator” a tiempo real, solucionando sus dudas mientras aprenden, algo que no es posible si hiciesen la tarea en casa. A continuación, puede supervisar el trabajo de los alumnos evaluando el modo en el que se lleva a cabo y orientando a quienes opten por trabajar con otros retos dentro de la dinámica propuesta (reflexión, comparación, síntesis…). Finalmente, el profesor traslada a sus alumnos preguntas cortas, pero directas sobre el tema en el que se haya trabajado con el fin de asimilar y evaluar el proceso de aprendizaje.

¿Pero cuáles son los beneficios de las clases invertidas frentes a las tradicionales o magistrales? Como ya hemos señalado, ambas metodologías no sólo es que puedan convivir, es más que recomendable alternarlas junto con otras técnicas. Santiago Moll en su blog Justifica tu respuesta, nos señala algunos de estas utilidades:

— Cada alumno puede asimilar el contenido a su ritmo. Pueden pausar el aprendizaje tantas veces como quieran. El alumno es el que tiene el control de su propio aprendizaje.

—  Aumenta la implicación del alumno en el aprendizaje al ser un formato más atractivo que el tradicional.

— Se fomenta el trabajo cooperativo, la interacción social y la resolución de problemas de forma grupal.

— Permite atender a los alumnos en el aula de forma más personalizada (atención a la diversidad)

—  Se optimiza el tiempo de clase.

—  Rompe con el concepto de deberes mecanizados en casa.

—  Fomenta el uso de las TIC tanto fuera como dentro del aula.

—  Todo el proceso de enseñanza-aprendizaje es cuantificable y evaluable.

—  Se involucra a las familias en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

La clase invertida es una de las metodologías que mejor acogida está teniendo en las aulas, tanto por parte de los alumnos como de los profesores; es una manera de motivar a los alumnos y se conjuga a la perfección con otras metodologías como, por ejemplo, el aprendizaje colaborativo. Es, sin duda, una de las herramientas más potentes con las que cuentan los profesores motivados para estimular a sus alumnos y uno de los motores para el cambio de paradigma educativo.

Photo via Visualhunt.com

También te puede gustar…

NeuronForest apuesta por el aprendizaje colaborativo

NeuronForest apuesta por el aprendizaje colaborativo

NeuronForest ha decidido tener a NeuroK como plataforma colaborativa.   La iniciativa que quieren poner en marcha el equipo de NeuronForest, es una comunidad sobre Agile. Lo que ofrecen es crear un espacio donde especialistas, emprendedores, novatos y expertos...

Podcast Los Secretos del Experto con Agustín Cuenca

Podcast Los Secretos del Experto con Agustín Cuenca

En este podcast Agustín responde a preguntas desde su experiencia como “empezador” más que emprendedor, y cómo desde ASPgems, una empresa de desarrollo software surge NeuroK  y la necesidad de desarrollar una plataforma de formación online, basada en los principios de la neurodidactica.

NeuroK avatar

C/ Sextante, 9
28023 Madrid,
España

Descarga la App en tu móvil

NeuroK Google Play
NeuroK Google Play

Hablemos.

Si quieres pedir una demo de la plataforma, o si tienes cualquier otra pregunta, déjanos tus datos y te responderemos lo antes posible. ¡Gracias! 

Prometemos no enviar spam

A %d blogueros les gusta esto: