El rol del profesor

Profesores que gestionan la motivación de los alumnos

Si hoy lleváramos  a un personaje del calibre de Santiago Ramón y Cajal y le lleváramos a un laboratorio de neurociencia probablemente no sabría ni encender la mayor parte del instrumental. Sin embargo, probablemente Fray Luis de Leon  podría volver a Salamanca y dar clase sin ningún problema.

 

 

El rol del profesor no ha cambiado en años.

Sin duda alguna, la mejor forma de aprender es mediante la figura del aprendiz: estar al lado del que sabe e ir aprendiendo día a día. Pero de este modo muy pocos pueden aprender a la vez, por eso nació el concepto de clase, donde se puede enseñar a varios a la vez. El profesor se convierte en un contador de cosas, y la aportación principal del profesor pasa a ser el contenido que él tiene a los alumnos. Las universidades nacen como almacenes de sabiduría.

Pero hoy Internet ha cambiado eso, hoy el contenido está disponible, casi cualquier contenido de casi cualquier cosa está solo a un click de ratón.

Por eso creemos que el proceso de enseñanza-aprendizaje no puede estar centrado en los contenidos. Hoy los contenidos no son escasos, pero lo que no está disponible on-line es la experiencia y el criterio del profesor.

La contribución fundamental del profesor pasa a ser la gestión del proceso de aprendizaje, y además, debe gestionar ese proceso poniendo especial foco en la motivación y las emociones.

El profesor decide cuales son las capacidades y competencias que debe adquirir un alumno, y organiza el proceso de aprendizaje teniendo muy en cuenta los principios de la neurodidáctica

El profesor, experto en la materia: 

  • Organiza el proceso de aprendizaje
  • Selecciona el mejor contenido disponible que debe servir como disparo motivacional
  • Invita a la participación de los alumnos mediante preguntas y desafíos
  • Diseña actividades donde los alumnos puedan aprender haciendo, colaborando y evaluando el trabajo de otros alumnos.
  • Modera el debate y la participación de los alumnos aportando su criterio y experiencia

En definitiva el profesor ya no cuenta cosas, sino que gestiona una comunidad de aprendizaje poniendo especial foco en la motivación y la participación.

Hoy las necesidades de formación hacen que los profesores tengan que gestionar comunidades muy numerosas de alumnos y por ello debe contar con herramientas para

gestionar una comunidad de miles de alumnos

Para eso es muy importante reducir la carga de trabajo del profesor, y para que un profesor pueda gestionar una comunidad de miles de alumnos necesitamos el apoyo de la tecnología.

NeuroK ofrece al profesor:

 

  • Una estructura de red social que permite el aprendizaje colaborativo y disminuye la necesidad de intervención del profesor.
  • Herramientas para facilitar la dinamización y gestión del curso sin sobrecargar de trabajo al profesor (Seguimiento de alumnos, Nube de palabras, grafos sociales, recomendador de contenidos, etc.). 

Si quieres saber más sobre como cambiar este rol del profesor-formador ponte en contacto con nosotros.

Aprende todo lo que puedes hacer en NeuroK

Para pedir una demo o cualquier otra pregunta, déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.