Las Escuelas Reggio

julio 14, 2017

Reggio

NeuroK: ¿Cómo entras en contacto con el método Reggio? 

Eva Martín: “Estudié magisterio en la Facultad de la Salle y ellos sí que citaban y te hablaban de otras escuelas pedagógicas, de otra manera de  hacer. Entonces yo sí que tenía algunas referencias sobre las escuelas Reggio y, tras un proceso laboral que llevé a cabo con más de 400 colegios por toda España, me planteé por dónde podía cojear el asunto. Investigué un poco sobre las pedagogías que para mi tenían más solvencia como respuesta a algunas de las carencias que tiene la educación. Entre todas ellas, Reggio creo que es la que me mejor cubre todas estas carencias”.

NeuroK: ¿Cuáles son las características de las escuelas Reggio? 

E.M.: “La principal es lo que nosotros denominamos ‘la mirada hacia el niño’, lo que significa que es un niño investigador, competente, capaz. Reggio parte de un concepto de niño deseoso de saber, con iniciativa, curioso… y con este punto de partida cambia todo lo demás. Si tú entiendes al niño como un ser faltante, donde el adulto le tiene que poner cosas para que sea, es una manera completamente distinta de entender al niño. Esta mirada es el punto de partida de todo un enfoque que cambia la completamente la educación”.

NeuroK: ¿Cuál es papel del profesor en las escuelas Reggio? 

E.M.: “El educador se coloca en un lugar diferente, es un acompañante, un observador. Pero a la vez es él quien recoge y contextualiza todo el aprendizaje. A partir de lo que observa en el aula y en trabajo del niño prepara todo el espacio y todo el contexto del aprendizaje. Esto se realiza a través de la pareja educativa, tenemos dos personas en cada aula porque es muy importante que al niño le miren de dos maneras distintas. Como en la teoría del espejo, la cara menos conocida es la de uno mismo, y en función de cómo me miro en el reflejo del otro así me siento. ¡Qué interesante es que haya dos maneras de mirar a un niño!, esto ya está permitiendo al niño crecer, le da otra opción”.

NeuroK: ¿Qué papel tiene el espacio en vuestro método de aprendizaje?

E.M.: “Para Reggio el espacio es el tercer educador. Desde el mobiliario elegido, los materiales que preparas, cómo está diseñado el espacio… Todo en la escuela educa, todo forma parte del proceso educativo. La educación de un niño no empieza en el aula, comienza desde que entra por la puerta del centro y hasta el momento en que sale. Pero para nosotros tamién las familias son aliadas en la educación de sus hijos, por lo que en casa continua ese proceso”.

NeuroK: ¿Cómo se plasma esto en el centro?

E.M.: “Partiendo del material, del mobiliario. Por ejemplo, mesas a alturas diferentes, ¿por qué no podemos tener una mesa en secundaria para trabajar de pie?, ¿por qué no podemos tener una alfombra para trabajar en el suelo o un rincón en el que ponerme con el ordenador o con mi microscopio?, ¿por qué no puedo salir a la calle a hacer fotos? Nuestros espacios son flexibles y se puede salir si se necesita. Por ejemplo, no hace falta pedir permiso para coger algo: me siento en mi casa, estoy cómodo porque es mi espacio, porque confían en mi, porque me creen responsable. Ese espacio ya me señala una forma de hacer. Otra de las marcas de la casa es que no hay sillas para todos, si estamos todos sentados es que algo falla, hay que estar en la tarea, hay que estar haciendo cosas”.

Reggio

NeuroK: ¿Cómo y cuándo surge la idea de ampliar este proyecto en Las Tablas?

E.M.: “Llevamos más de siete años trabajando en la escuela infantil (0-3) y hemos pensado —y las familias nos lo han demandado— que queremos crecer con los niños. Muchas familias, cuando se iban a una escuela más convencional, sentían casi el abismo. La opción de crear el Colegio ha sido para continuar con nuestro proyecto y seguir creciendo, llevando nuestros principios a otras etapas, que nos parece que son tan necesarias. En Reggio tendremos ahora Segundo Ciclo de Infantil, hasta los 14 años”.

NeuroK: ¿Hay alguna diferencia entre la metodología que aplicáis en la escuela infantil del primer ciclo respecto de la que vais a aplicar cuando inauguréis el Segundo Ciclo?

E.M.: “No, nosotros vamos conquistar la Educación Primaria y Secundaria. Hay que tener en cuenta que en infantil se trabaja por intereses, por competencias. Es verdad que hay diferencias, pero de alguna manera la esencia no cambia, es lo que nos ha funcionado a nosotros y con las cosas que funcionan hay que seguir adelante. De hecho, creo que es donde se va a producir la gran revolución en la educación, pues la educación infantil es la que da más margen para la innovación, para crear otras maneras, hay mucho menos miedo en estas etapas”.

NeuroK: El método Reggio considera a las familias como aliadas en la educación de sus hijos, ¿acogen bien las innovaciones docentes?

E.M.:  “Si en los docentes hay ganas de cambio, en las familias sucede lo mismo. Si en el sistema convencional hay tanta gente que no encaja quizás habría que empezar a replantearse si es el sistema el que no encaja con los niños. Creo que la acogida es muy buena y nosotros estamos muy contentos. Cuando, desde la honestidad y la transparencia, le dedicas tiempo a cada familia, escuchas a la gente, te interesas por sus necesidades… entonces logras humanizar las relaciones. Esto no significa que uno no pueda equivocarse, y en ese caso pides perdón, intentas mejorar y a seguir en el camino”.

NeuroK: ¿En qué situación se encuentra el sistema educativo español?

E.M.: “Veo que las familias se sienten muy juzgadas, veo que los docentes se sienten muy cuestionados y veo que entremedias de todo esto están los niños. En mi opinión, los niños se está revelando contra el mundo, contra un sistema que no les gusta ni les entiende, que pretende que sean adultos y en el que la infancia está completamente perdida. Sólo hay que caminar por la calle y ver que cada vez hay menos niños. Este es el sistema que observo y creo que las cosas se pueden hacer de otra manera: tenemos que humanizar las relaciones, hay que entender a las familias, hay que formar a los profesionales y, sobre todo, no perder de vista que nuestro trabajo es por, para y con los niños. Tenemos que empezar a trabajar con el niño real, porque ahora queremos un tipo de niño que no existe, un niño dócil, resignado, un niño que desea lo mismo que desean sus padres… Y ese no es el niño real”.

NeuroK:  Entonces, ¿cómo es ese niño real?

E.M.: “El niño con el que nosotros queremos trabajar es otro bien diferente al modelo que te he comentado. El niño de verdad es el que se mueve, el que salta, el que corre; un niño que se pregunta, que cuestiona lo que conoce. Esos son lo niños reales y con los que estamos trabajando, porque sólo si conocemos la realidad podemos transformarla”.

NeuroK: ¿Qué te parece toda la revolución que se está produciendo para cambiar el modelo de docencia?

E.M.: “Me parece maravilloso, es la gran alegría que tenemos. La gran noticia es que hay familias deseosas de encontrar otra manera de hacer y hay docentes implicados y con ganas trabajar de otra manera. Es una gran oportunidad que nosotros no queremos desaprovechar, hemos unido a gente estupenda que lleva tiempo queriendo cambiar las cosas y, como digo yo, juntando a todos los peces que nadan contracorriente se crea corriente”.

NeuroK:  ¿Se cuenta con el suficiente apoyo de las instituciones para lograr este cambio de mentalidad?

E.M.: “Nosotros somos una iniciativa privada. Es muy importante que las instituciones nos acompañen y nos ayuden, pero podemos caer en la fantasía de que para hacer las cosas necesitamos lo de fuera y, realmente, para hacer las cosas uno se necesita a sí mismo, su propia fuerza, su energía y su deseo. No sé si las instituciones apoyan, lo que sí sé es que nosotros estamos aquí emprendiendo un camino”.

NeuroK: ¿Cómo te imaginas la educación del futuro?

E.M.: “Desde la humildad, creo que ya la estamos haciendo. La educación del futuro es una educación que, sobre todo, ve al niño, ve su capacidad, ve su talento y le dota de herramientas. Herramientas que son las que siempre nos han servido: la confianza en uno mismo, el deseo, la frustración —que es fundamental— o darte permiso al error, parte esencial del proceso. La educación del mañana también es aquella que dota de las herramientas que nos hacen más humanos, como la solidaridad, el respeto, la empatía, saber que es tan importante el grupo como la individualidad, etc. El futuro también pasará por aprender juntos, la cooperación y la suma son fundamentales; hay que aprender juntos, colaborar juntos. Sin el otro la cosa es complicada”.

También te puede gustar…

¿Qué estructura hay detrás de NeuroK?

¿Qué estructura hay detrás de NeuroK?

NeuroK es la solución perfecta para la formación interna de las organizaciones, ya que permite escalar los procesos de formación en las compañías.

NeuroK avatar

C/ Sextante, 9
28023 Madrid,
España

Descarga la App en tu móvil

NeuroK Google Play
NeuroK Google Play

Hablemos.

Si quieres pedir una demo de la plataforma, o si tienes cualquier otra pregunta, déjanos tus datos y te responderemos lo antes posible. ¡Gracias! 

Prometemos no enviar spam

A %d blogueros les gusta esto: