Nuevas formas de evaluación

El sistema nos fuerza a poner una nota aunque la legislación permite diferentes tipos de evaluación: coevaluación, heteroevaluación, evaluación entre pares, evaluación formativa. 

Podemos plantear nuevas formas puesto que este “diplodocus” es lento y grande,  pero si mantenemos una actitud disruptiva en la evaluación podremos generar nuevos modelos que se adapten a la transformación educativa. 

Hay que plantearse porqué necesitamos nuevos sistemas de Evaluación en el aula:

  • ¿Evaluar de 1-10 es lo mismo que hacerlo de 1 a 3?

  • Si pones una nota evalúas conocimiento, pero no evalúas el proceso.

  • ¿Realmente, que es un 7? ¿Te puedes inventar la nota?

 

¿CUÁL ES EL OBJETIVO?

Debemos diferenciar si el objetivo es el aprendizaje o es la evaluación. ¿Podemos mentir al sistema? ¿Por qué calificamos con un número? la nota es para los padres y para las instituciones, no miden el progreso y no trabaja la motivación intrínseca del alumno, sino la extrínseca.  Evaluamos contenidos y no evaluamos procesos, ni competencias o progresos. 

En definitiva, educamos en una cultura del número, no del aprendizaje. Debemos fomentar el feedback del alumno, ese feedback debe ser inmediato y el alumno debe ser consciente de su progreso para aumentar su motivación intrínseca.

 

LOS AGENTES  

Normalmente no valoramos el progreso o etiquetamos a los alumnos. No son parte del proceso de la evaluación. Si usamos instrumentos como las rúbricas, podemos llegar a compartirlas con anterioridad, incluso podemos dialogar su construcción con el alumnado, lo que les hace mucho más partícipes del modelo de evaluación y más conscientes. 

Se han propuesto actividades en las que impliquemos a alumnos en la evaluación:

  • Permitir al alumno elegir cuándo se examina, con qué formato, de qué contenido…

  • ¿Podemos dialogar la evaluación? ¿Y la nota? Es un proceso muy interesante de evaluación formativa.

 

AUTOEVALUACIÓN  

  • Autoevaluación del docente

Evaluamos al chaval pero no nos evaluamos a nosotros con suficiente regularidad. Puede ser un proceso diario o una diana en la puerta del aula. 

 

  • Autoevaluación del discente

Podemos entrenar a los alumnos, es un proceso de aprendizaje también. Entrenenarlos para que sean capaces de evaluar los porqués, la previsión de una tarea, que sean críticos y realistas con la evaluación que proponen.  
 

PROPUESTA FINAL 

Plantear alguna de estas ideas cuando lleguemos al cole. Hacer un ejercicio realista el lunes en nuestro claustro y seguir ampliando #hackeatucole.

¿Qué podrías hacer el lunes?

  • Repetición de pruebas hasta el aprobado.

  • Todos los alumnos parten de un 10, no de un 1.

  • Por presentarse al examen ya tienen un 15% de la nota.

  • Permitirles seleccionar determinado % de preguntas.

  • Jugar con patrones de respuestas.

  • Los alumnos también evalúan al profe en el examen.

  • Exámenes basados en estilos de aprendizaje, múltiples formatos de examen.

  • Uso del visual thinking en los exámenes.

  • Gamificar el examen, usar: likes, corazones, barra de progreso, tiempo empleado en el estudio.  

HERRAMIENTAS Y RECURSOS

  • Kahoot
  • Gradecam
  • playposit

  • edpuzzle
  • flubaroo
  • Corubrics – plantilla google docs para coeval, autoev, heteroev…  

Foto CC por Alberto G. https://www.flickr.com/photos/albertogp123/5843577306/